Cómo conectar con tu mejor versión

¿Qué pasaría si pudieses vivir el día a día desde tu Mejor Versión? Tal vez al principio lo sientas como una motivación y al poco sentirla como una muerte, y no hay nada más aterrador para esta cultura que la muerte. Y es por ello que pueden aparecer muchos auto saboteadores que se sientan amenazados si llegas a tu MV, ya que ellos desaparecerán, y están muy cómodos, ¿para qué salir de la zona de confort?. O es posible que en alguna parte de ti sea algo que te aterra, ¿y si lo consigo, entonces qué?

¿Se acabó el camino? ¿Ya no tendré más motivaciones? ¿Y si cambio y pierdo todo lo que tengo (familia, amigos, trabajo…)?

Y es por ello que pueden aparecer muchos auto saboteadores que se sientan amenazados si llegas a tu MV, ya que ellos desaparecerán, y están muy cómodos, ¿para qué salir de la zona de confort?. O es posible que en alguna parte de ti sea algo que te aterra, ¿y si lo consigo, entonces qué? ¿se acabó el camino? ¿Ya no tendré más motivaciones? ¿Y si cambio y pierdo todo lo que tengo (familia, amigos, trabajo…)?

Con este ejercicio trabajarás desde tu presencia y Presente hacia tu Mejor Versión, haciendo un camino consciente de tu posición actual y qué necesitas dejar ir y qué necesitas tomar para llegar hasta la Mejor Versión de ti.

Como siempre, para llevar a cabo este tipo de ejercicios, escoge a poder ser un lugar con espacio y luminoso. Cierra los ojos, toma 5 respiraciones profundas y siente durante un par de minutos lo que ocurre en tu interior, simplemente obsérvalo.

Necesitas mantener este estado interno de observación para poder llevar a cabo este ejercicio. Ello te ayudará a ser más pragmático a la hora de definir y expresar todas las sensaciones, intuiciones, recuerdos, emociones, etc., que te ayudarán a recoger la información necesaria para ti mismo.

Coge un bloc de post-it y un boli, estos te servirán para ir apuntando toda la información que vaya emergiendo. Recuerda ir respondiendo a todas las preguntas y anota todas las sensaciones y  pensamientos importantes.

#1 Colócate en el Presente y siente lo que pase en tu cuerpo: movimientos, posición corporal, sensaciones de calor, frío, cansancio, actividad, etc. Presta atención también a posibles pensamientos o recuerdos. Ves anotando todo esto en  post-it.

#2 Desde esta posición ahora observa a tu Mejor Versión (MV), ¿qué sientes al estar delante de tu MV?, ¿qué está pasando en tu cuerpo?, ¿qué ves en ella? Su mirada, posición corporal, etc.

#3 Ahora recorre la línea entre tu Presente y tu MV. Presta atención de nuevo en tu cuerpo y párate en el lugar donde te sientas más cómodo para ti, siempre mirando en dirección a tu MV. Puedes recorrer la línea las veces que quieras, tu cuerpo te mostrará tu lugar.

#4 Desde esta nueva posición pregúntate:

.¿Qué he conseguido para poder estar aquí y no un paso atrás?

.¿Qué es lo que me frena a estar un paso más adelante?

#5 Ahora muévete a la posición ¿Qué necesito dejar ir? Anota la sensación, pensamiento, acción o hábito que puedes reconocer en ti. Di en voz alta: Ahora te veo / Ahora te puedo integrar / ¿Qué es lo que me está mostrando/enseñando?  / Gracias por lo que me enseñas / Ahora te veo como un aliado. 

Di cada una de las frases una a una y déjate sentir durante unos segundos lo que ocurre dentro de ti cada vez que dices una de estas frases. Esto es importante que se haga en cada una de las preguntas y frases que te planteo.

Recuerda anotar lo que vaya surgiendo en los post-it

#6 Ahora muévete al lugar de ¿Qué necesito tomar? … ¿Es una actitud, una formación, una acción…? Di en voz alta: Ahora te veo / Ahora estoy preparado para tomarte / Gracias

#7 Colócate de nuevo en la posición del paso #4

Desde aquí observa a tu alrededor; lo que has dejado, lo que has tomado, tu presente y tu MV. Conecta con tu cuerpo y sensaciones, ¿ha ocurrido algún cambio? Anótalo

Ahora, ¿podrías dar un paso más hacia delante? Si no pudieras, di en voz alta dirigiéndote a tu MV; Ahora te veo/Ahora estoy preparado para acercarme a ti/Ahora me permito/Gracias.

#8 Ves repitiendo estas frases y permítete seguir los movimientos de tu cuerpo hasta poder acercarte lo máximo posible y que te sientas cómodo. Deja que sea tu cuerpo el que te dirija, no las ganas de llegar a tu MV.

Es importante que entiendas que no pasa nada si no consigues acercarte, tómate tu tiempo, incluso puedes dejar el ejercicio aquí y permitir que tu cuerpo pueda procesar a su propio ritmo. Aquí no estamos para llegar a algún lugar, estamos para permitirnos los movimientos internos que necesita nuestro Ser.

#9 Una vez hayas llegado a la posición de tu MV gírate mirando hacia tu Presente. Obsérvalo, ¿qué le dirías?

#10 Por último, date la vuelta y mira hacia delante, ¿cómo te sientes aquí?, ¿qué ves siendo tu MV?, ¿qué hay en el futuro?

Una vez acabado este ejercicio recoge toda la información escrita en los post-its y pásalo a limpio en una hoja. De esta manera podrás tener presente las sensaciones y  pasos que necesitas para seguir acercándote a tu Mejor Versión.

El trabajo sistémico te ayuda a que tu cuerpo y tu Ser reconozcan, mediante las sensaciones, en qué momentos te sientes paralizado y procesar internamente cómo integrarlos en ti.

El valor de este ejercicio radica en el proceso interno que tenemos durante la sesión y en respetar los tiempos internos de cada uno a la hora de interiorizar toda esta nueva información en tu día a día.

Espero que te sirva de ayuda para avanzar hacia tu Mejor Versión.