Cómo restablecer un sentimiento de orden interno.

Cuando te hablo de desorden no me refiero a esos momentos puntuales en los que puedes sentirte sobrepasado por una situación, si no de cuando tienes un sentimiento constante de que las cosas te salen del revés o hay confusión generalizada.

Crear orden en tu vida puede llevarte muchas sesiones y trabajo personal, pero aquí quiero facilitarte un pequeño ejercicio que te ayudará a reordenar.
El Orden es un punto base en sistémica que te da una referencia y aporta seguridad y estabilidad.

Demasiado orden puede llevarte al control excesivo y rigidez, la falta de éste puede crear confusión y desarmonizarte.

El Orden se da cuando colocas las cosas en el sitio que les corresponde y a ti mismo en el lugar al que perteneces. 

¿Cómo puedes re situarte en tu lugar y poner tus cosas en orden?

1er paso. Escoge los diferentes aspectos de tu vida
Escoge un espacio tranquilo, siéntate cómodamente y haz 5 respiraciones profundas. Piensa en todos los aspectos de tu vida como hijo/a, com pareja, como trabajador/a, amistades, etc. Escribe tu nombre y el de cada uno de los aspectos en un papel o coge un objeto que representa a cada uno de ellos.

2o paso. Colócalos en el suelo

Coloca el papel u objeto que te represente y seguidamente coloca los demás en forma de abanico en relación a tí. El simple hecho de verlos y verte a tí desde fuera te dará una perspectiva diferente sobre cada uno de los diferentes aspectos, pudiendo sentir que tu actitud y relación con cada uno de ellos es diferente.

3er paso. Observalos des del Yo y describe la sensación que tienes sobre cada uno de ellos

Desdel papel que te representa ves observando cada uno de los aspectos que has representado y escribe las diferentes sensaciones que se mueven en tu cuerpo. Por ejemplo, ¿cómo me veo como hijo? o ¿cómo me veo como trabajador? Observar cada uno de los aspectos desde aquí hará que te des cuenta de las diferentes actitudes que tienes en cada situación. Anota las sensaciones.

4º paso. Reconoce tu cualidades y límites

Escribe qué es lo que pasa en tu cuerpo en el recorrido por cada uno de los aspectos. Una vez estés sobre el papel u objeto conecta con las sensaciones que se mueven dentro de ti. ¿Qué pasa en mi cuerpo cuando estoy en la situación de hijo? ¿y como pareja?

¿Hay alguna diferencia entre cómo me veía como hijo a ahora que me encuentro en el papel de hijo? Ves haciéndote estas preguntas mientras pasas por cada uno de los diferentes aspectos y apuntalos en los post-its.

5º paso. Vuelve al punto inicial, al papel del Yo

Una vez has recorrido y anotado la información de cada uno de los aspectos, vuelve al  punto inicial, tu Yo. Vuelve a conectar con tu cuerpo y observa uno a uno los aspectos, ¿aparece alguna sensación diferente ahora que has recorrido y obtenido información sobre cada uno?

Respira profundamente y formula una frase con la cual te sientas cómodo.

También puedes utilizar frases como:

.Reconozco mi responsabilidad en cada una de estas situaciones

.Integro esto que está pasando sin juzgar

.Agradezco esta situación y su aprendizaje

Vuelve a respirar profundamente y observa cómo responde tu cuerpo. ¿Sientes que se ha relajado un poco en el lugar que antes sentías bloqueo? Puedes seguir repitiendo estas frases o alguna otra que sientas oportuna siempre que no entres en juicios o discusiones mentales.

Poco a poco irás integrando en ti una respuesta liberadora.

Al realizar este ejercicio obtendrás:

.Claridad en cada una de las situaciones importantes de tu vida, al posicionar y observarlas desde fuera

.Conciencia de tu reacción interna al situarte y vivir cada una de estas situaciones

.Relajación interna y corporal al integrar cada una de estas sensaciones y emociones 

Espero que esta dinámica te sirva de ayuda para clarificar e integrar tu orden interno. Saludos