PROCESO DE FACILITACIÓN SISTÉMICA PARA COACHES Y TERAPEUTAS

La Facilitación Sistémica es una herramienta que te ayudará a evolucionar en tu trabajo como coach y terapeuta.

Uniendo procesos de facilitación y de sistémica podrás trabajar contigo mismo y con tus clientes de una manera efectiva y directa.

Mediante este método te acompañaré para trabajar desde una visión más amplia y así concretar la raíz de los procesos limitantes de tus clientes.

El trabajo de facilitación sistémica conecta el proceso mental con el movimiento corporal, entrelazando nuevas respuestas mediante las emociones y las sensaciones. Este camino ahonda en la transformación y el desarrollo personales aportando un entendimiento más completo y con más sentido.

Mediante 4 fases podrás empezar a desarrollar y trabajar desde un lugar nuevo y profundo, abriéndote y abriendo a tu cliente a un abanico de nuevos procesos.

1. RESPONS-HABILIDAD; el Desde dónde.

Desarrollar el trabajo desde tu propio centro, crear tus procesos desde una intención clara enfocada a una resolución basadas en los principios sistémicos de: Pertenencia, Orden y Dar y Tomar. Conectar la información mental con el cuerpo, las emociones y sensaciones para que la transformación sea profunda.

En esta primera fase trabajaremos con una dinámica para romper el proceso de dualidad de la mente y así conectarte con las respuestas enfocadas en tu interior, tus verdaderas necesidades y decisiones respetuosas contigo mismo.

Descubrir que tus decisiones no proceden de una lista de afavor o en contra, si no, de un lugar en tu ser donde no estás dividido, donde puedes abrirte a todas las posibilidades.

«El maestro le dijo al alumno: -Salta al vacío; y el alumno respondió: -Pero tengo miedo maestro. A lo que el maestro le respondió: -Entonces salta con miedo.«

2. RESILIENCIA; trabajo con las transformaciones.

Entender y profundizar las transformaciones personales en el tiempo. Crear resiliencia interna para desarrollar los cambios y traspasar los límites.

El cambio es una actitud, es una toma de decisión, posponer es limitante, si no decides hoy lo tendrás que hacer mañana. Una vez aprendas a decidir te preguntarás porqué tardaste tanto.

En esta fase descubre y transforma tus creencias limitantes sobre el cambio, qué es lo que hace que procrastines tus tomas de decisiones y cómo superar los miedos al ciclo eterno del cambio.

«¿Por qué no decides hoy? ¿Crees que mañana serás más sabio que hoy? ¿Crees que mañana tendrás más energía que hoy? ¿Crees que mañana serás más joven que hoy? Mañana serás más viejo, tendrás menos coraje, mañana la muerte estará más cerca.»

3. PODER INTERNO; trabajo con los conflictos.

Comprende las tensiones de los movimientos internos de expansión y retracción. Descubre cómo transitar entre el Caos y el Orden para crear nuevas estructuras.

Liberarte de las cargas de lo que deberías ser en vez de ser lo que realmente sientes que eres. Este paso te lleva a un caminar ligero, a una claridad de tus siguientes pasos con la libertad que te mereces.

En esta tercera fase redescubre quién eres, no lo que crees que debes ser por lo que te dijeron o creíste que debías ser. Tomar tus decisiones desde tu esencia te proporciona claridad, de cualquier otra manera solo te creará más confusión.

«La maestría es una cuestión de Ser, no de convertirse en.»

4. ESPACIOS SISTÉMICOS; trabajo con herramientas y diseños sistémicos.

Desarrolla tus propios diseños teniendo en cuenta el tema que se necesita abordar. Conecta tu información como profesional con la intuición del proceso sistémico.

La sistémica es el nuevo lenguaje, la vida se basa en la relación entre sistemas y tu capacidad de sostener y gestionar estas relaciones.

En esta última fase desarrolla tu capacidad de silencio y empatía, con ello podrás oir las verdaderas necesidades de tus clientes, entender qué es lo que hay detrás. No se trata de tener una respuesta o una técnica para todo, se trata de diseñar junto al cliente su propia solución.

«La verdadera existencia no se basa en creencias, se basa en la metamorfosis de dejar ir para sentir que es lo correcto.»

QUÉ TE APORTA ESTE PROCESO:

Comparto contigo este proceso para que puedas obtener lo mejor de tus propias competencias y prácticas y unirlos de forma orgánica para desarrollar procesos sistémicos.

Es una forma de sumar, no de competir entre conocimientos, si no de complementar tus distintas sabidurías.

Descubre la mejor manera de compartir y de co-crear procesos sistémicos con tus clientes, apoyando sus necesidades y traspasando sus propios límites.

«El objetivo es conectar con tu ser más íntimo y profundo.»