Quién soy

Mi nombre es Kai y mi curiosidad por la vida, el ser humano y mis experiencias personales me han llevado a vivir de primera mano procesos terapéuticos desde joven.

A los 19 años, y después de una fuerte crisis personal, decidí romper con todo lo establecido y viajar para conocer el “mundo real”.

En ese entonces mi profunda conexión con la Naturaleza y el dolor me abrieron las puertas a formarme en los pilares del entendimiento del cuerpo, la mente y las emociones.

Primero recibiendo muchos tipos de terapias y luego estudiando el cuerpo mediante métodos y técnicas de masaje Thailandés, Shiatsu y Osteopatía y formándome en Constelaciones Familiares y Coaching sistémico para entender los entresijos de la mente y las emociones.

De esta manera he podido experimentar en mí los cambios y transformaciones profundas que estos métodos te pueden aportar. Recorriendo un camino profundo mediante el cual he podido ser mucho más consciente de mi mismo y aparender a cómo gestionar mi vida desde el acompañamiento, la dirección y la empatía.

«El dolor no es drama.
El dolor, como maestro, nos aporta conocimiento y
nos muestra la puerta de entrada a nuestros mayores aprendizajes.»

Desde joven, he observado dos cualidades en mí. Una gran empatía y sensibilidad para conectar con el otro. Y también, poder reconocer los patrones y conexiones entre la mente, las emociones y el cuerpo.

Mis experiencias personales y de trabajo, me han llevado a desarrollar temas emocionales desde la raíz. Como son la falta de confianza, la gestión emocional y las relaciones personales.

«Te acompaño en un viaje interior de descubrimiento y desarrollo personal para darte y dar lo mejor de ti, descubriendo tu mejor versión.«

Trabajar el tema que más te preocupe para transformar los aspectos más importantes y ser capaz de gestionarlos avanzando paso a paso.

Supera límites internos, ansiedades, inseguridades, dolor y mejora tus relaciones.

«La vida es compleja, no necesitamos hacerla difícil.»

Mediante estos procesos, podrás integrar aquello que más te limite y transformar, lo que antes era parálisis y dolor, en acción y confianza, y así, conseguir tener una vida más relajada, libre y empoderada.

Date la oportunidad de romper tus eternos bucles y patrones repetitivos y empezar de nuevo.

EXPERIENCIA

Masaje Thailandés y ReflexoterapiaTYMMI’S MASSAGE TRAINING CENTER, ChiangMai
ShiatsuDOJO ASAI, Gerona
OsteopatiaHEILPRAKTIKER INSTITUT, Barcelona
Constelaciones FamiliaresSATYARTHI WUWEI, Barcelona
CoachingIESEC-HUMAN, Barcelona
Facilitación SistémicaARAISE, Barcelona

Matthew Prosser

matthew-crecomiento-personal

La sesión con Kai fue poderosa y provocadora. Me permitió ver las cosas desde otra perspectiva. Aclaró el espacio y me puso en una posición que me ayudo a ir hacia delante con una sensación de claridad y apertura. Kai es un profesional intuitivo y muy recomendable.

Nola

Siempre me ha sorprendido su capacidad para expresar cuestiones emocionales sobre mí, sin conocerme, solo a través del contacto. Personalmente reconozco sabiduría en él, la verdad, transmite mucha calma y seguridad.

Magda

Trabajar con Kai ha sido una grata experiencia de presencia, escucha, empatía, acompañamiento y sanación profunda. Estaba muy atascada y bloqueada emocionalmente bloqueada y me ha acompañado en mi dolor, me ha guiado en mis dudas y siempre ha acogido con profesionalidad mis momentos difíciles. Después de nuestro trabajo juntos mi vida personal y laboral han cogido un rumbo inesperado de luz y belleza.

Gemma López

«Gracias al acompañamiento con Kai he podido liberarme de emociones del pasado, he comenzado a conectar conmigo de forma más sincera y he mejorado mis relaciones»

Jana Gacina

«Kai es muy profesional y considerable en todo momento. Se dedica completamente al paciente y su recuerdo de algunas sesiones de años atrás son la prueba que lo reafirma. Como terapeuta experimentado, Kai es respetuoso con la singularidad y la privacidad del paciente, encontrando con éxito el equilibrio adecuado para que el paciente encuentre su propio camino y ritmo de crecimiento. Aunque Kai tiene una gran empatía, no la usa para empujar al paciente. En lugar de ser condescendiente, la trampa en la que algunos grandes terapeutas caen con su acercamiento al paciente, Kai se mantiene suavemente presente, dejando que su presencia y energía hablen por sí mismas. Esa es la razón por la que sólo una frase que él dirá después del tratamiento puede tener más valor y usted puede sentir y recordar su mensaje años después».