TALLERES ONLINE

LOS 3 PRINCIPIOS SISTÉMICOS de las CONSTELACIONES FAMILIARES

Los campos sistémicos se desarrollan bajo 3 principios básicos: Pertenencia, Orden y Dar y Recibir.

Estas tres guías nos muestran la correlación entre los diferentes elementos de cada sistema, si estos se alteran o bloquean es cuando aparecen en nuestras vidas sensaciones de depresión, malestar, confusión o enfermedades.

En estos 3 módulos podrás analizar y trabajar estos principios fundamentales y tomar conciencia de cómo te afectan en tu día a día y en tus relaciones personales. Desarrollarás técnicas y herramientas sistémicas útiles y fáciles de aplicar para tus situaciones y preocupaciones diarias.

#PERTENENCIA

La falta de Pertenencia está asociada a sensaciones de depresión, soledad y aislamiento y falta de propósito.

Sentirte visto, sentirte parte de algo, es esencial en tu vida. Perteneces a una familia, a un grupo de amistades, a un sistema de pareja o de empresa. Sentirte parte de estos y otros sistemas es algo esencial en tu supervivencia como ser humano, ya que eres un ser emocional y social.

El trabajo en este 1er módulo se centrará en la conexión y pertenencia de tus necesidades y de tus relaciones humanas básicas. Reconectar con ellas es reconectar con las energías esenciales de la Vida.

#ORDEN

No estar conectado con el principio de Orden está asociado al triángulo de Víctima-Verdugo-Salvador, a la confusión y al juicio. Cuando estoy des-Ordenado puedo ponerme por encima o debajo de los demás, creando relaciones tóxicas de juicios y comparaciones.

Sentirte ordenado ayuda a tener claridad en tus pensamientos y acciones, así como en tus relaciones con los demás.

#DAR & RECIBIR

Un desequilibrio en este principio puede conllevar falta de empatía, confusión emocional y mala gestión en las relaciones próximas, en especial con la pareja.

Como seres sociales buscamos la equidad. Sentir que Das y Recibes de igual manera en tus relaciones sin sentirte agotado de dar o egoísta por recibir.

El trabajo en este 3er módulo se basa en reconocer tus relaciones de poder y restablecer el equilibrio entre tus necesidades y tus habilidades.